Tradicionalmente se vincula a las empresas de inserción con servicios de limpieza, mantenimiento o jardinería, pero la realidad es que ya están presentes en sectores muy diversos y exploran otras vías de negocio emergentes en el ámbito de la digitalización o la sostenibilidad

Las empresas de inserción que hay en Canarias afrontan el reto de la diversificación de los servicios que prestan y de los productos que ofrecen para poder aprovechar todo el potencial que ofrece la reserva de contratos establecida en la Ley 9/2017, de Contratos del Sector Público y, a la vez, ser más competitivas en su relación con el sector privado.

Tradicionalmente, se asocia a estas empresas con la prestación de servicios de mantenimiento, jardinería o limpieza, pero son muchos los ámbitos en los que pueden ofrecer su trabajo y, de hecho, ya lo ofrecen, lo que permite ampliar el número de empresas sociales y, en consecuencia, las oportunidades de inclusión para personas en situación de vulnerabilidad, a través del empleo.

Sobre estas cuestiones y los sectores emergentes se ha debatido en la segunda sesión de las III Jornadas de Contratación Pública Responsable de Canarias, con los responsables de las empresas sociales Cainana, Laborsord y Bioin Canarias, Roberto Martín, Juan Pablo Gil y Nieves Ramos, además del subdirector general de Estadística e Información del SEPE, Federico Muñiz. En esta mesa redonda se han expuesto experiencias novedosas en digitalización, tecnologías de la comunicación, sostenibilidad o hábitat.

La importancia de fortalecer los nexos y la comunicación entre los servicios públicos de contratación y las empresas de inserción ha sido una de las cuestiones en las que más se ha incidido durante estas jornadas. Se echa en falta información clara y actualizada de los productos y servicios que ofrecen estas empresas y de su capacidad para ofertarlos a la administración a través de la figura de la reserva de contratos o lotes de contratos u otras herramientas de la Contratación Pública Responsable (inclusión de cláusulas sociales y medioambientales en las licitaciones, contratos menores).

En este sentido, las Jornadas de Contratación Pública Responsable se consolidan en su tercera edición, con más de 500 personas inscritas, como punto de encuentro para compartir experiencias, conocer más en profundidad a las empresas sociales y evaluar también los pasos que se van dando para avanzar en esta materia. El Observatorio de Contratación Pública Responsable de Canarias prevé celebrar en Gran Canaria las próximas jornadas.

Repercusión económica y social

En esta segunda sesión se ha presentado también un informe sobre la repercusión socioeconómica de las empresas de inserción en Canarias y en España. Las empresas de inserción tienen el objetivo de promover la inserción sociolaboral de personas en situación de exclusión social o en riesgo de estarlo. Solo pueden ser promovidas por entidades sin ánimo de lucro y ofrecen un empleo durante un período de tiempo limitado a un máximo de 3 años. En Canarias, el año pasado las empresas de inserción generaron al menos 605 puestos de trabajo, según los datos recabados del propio sector.

El retorno económico y social de los empleos en estas empresas está cuantificado en 7.300 euros por cada puesto de trabajo a jornada completa, en concepto de Seguridad Social o rentas de inserción que se dejan de percibir. En Canarias, con una facturación superior a los 7,5 millones de euros, su principal fuente de ingresos son clientes del sector privado, con 4,6 millones sobre 2,8 del sector público.

La vicepresidenta de la Asociación de Empresas de Inserción de Canarias (Adeican), Guadalupe Martín, afirmó que la Contratación Pública Responsable es una oportunidad para crecer y crear más empresas de inserción, algo que cobra especial importancia en las denominadas islas menores, como El Hierro, donde acaba de iniciar su actividad la primera empresa de inserción.  Además, recalcó que estas empresas prestan servicios como cualquier otra, son competitivas, rentables y sostenibles, teniendo el valor añadido de que son una potente herramienta para la generación de empleo dirigido específicamente a personas en situación de exclusión o en riesgo de estarlo.

Un programa intenso y dinámico

Estas III Jornadas han contado con la participación de Concepción Campos Acuña, experta en gestión pública, que habló sobre La integridad como eje de la Contratación Pública Responsable en la gestión de los Fondos Next Generation EU. Además, Jaime Gómez-Obregón, ingeniero activista en favor de la transparencia política en la contratación del sector público, intervino para relatar las dificultades con las que se encuentra la ciudadanía en general a la hora de relacionarse con las administraciones públicas y las carencias que existen en materia de transparencia, entre otros asuntos.

Por su parte, Laura Melián, profesora de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la ULL, abordó en su ponencia los derechos laborales en la contratación pública responsable. La nueva Ley de Residuos y la obligación de reserva de contratos a Empresas Sociales fue el objeto de la ponencia que compartieron Carmen Aja, directora de la Asociación Española de Recuperadores de Economía Social y Solidaria (AERESS) y Felipe Hernández. Coordinador del Departamento Calidad, Medio Ambiente y Seguridad Laboral de Ataretaco.

Asimismo, se organizaron dos talleres en los que se trabajó sobre las claves para introducir de manera eficaz condiciones especiales de ejecución en los pliegos de contratación, a cargo de Javier Mendoza, profesor de Economía de la ULL y experto en Compra Pública Responsable; y sobre la forma efectiva de concurrir a licitaciones públicas, dirigido por Juan Carlos García, abogado especialista en contratación pública y socio del despacho Melián Abogados.

Las Jornadas han sido organizadas por el Observatorio de Contratación Pública Responsable de Canarias, una iniciativa de la Red Anagos, que apoyan ADEICAN y EAPN Canarias, y que financia la Consejería de Bienestar Social, Igualdad, Juventud, Infancia y Familias del Gobierno de Canarias.